Social
Suscribete

Twitter Files 7: Nuevas filtraciones sobre cómo el FBI influenció la censura de la noticia de la laptop de Hunter Biden

Avatar photo

El escritor independiente Michael Shellenberger publicó la parte 7 de los «Archivos de Twitter» el lunes 19 de diciembre. El extenso hilo profundiza en cómo el FBI y la comunidad de inteligencia «desacreditaron información fáctica sobre los tratos comerciales en el extranjero de Hunter Biden».

Asimismo, detalla una «campaña de influencia» del FBI que finalmente «funcionó» cuando Twitter censuró la escandalosa noticia de la computadora portátil de Hunter Biden.

Poco tiempo después de adquirir la red social, Elon Musk se comprometió a publicar documentos que muestran cómo -bajo la administración anterior- Twitter participó en la represión de la libertad de expresión. Estos documentos se denominan «Twitter Files» y son filtraciones de conversaciones y archivos internos.

«En Twitter Files #6, vimos que el FBI buscaba incansablemente ejercer influencia sobre Twitter, incluso sobre su contenido, sus usuarios y sus datos», escribió Shellenberger. Luego agregó: «Hemos descubierto nueva información que apunta a un esfuerzo organizado por la comunidad de inteligencia para influir en Twitter y otras plataformas».

«En Twitter Files #7, presentamos pruebas que apuntan a un esfuerzo organizado de representantes de la comunidad de inteligencia (IC), dirigido a altos ejecutivos de empresas de noticias y medios sociales, para desacreditar la información filtrada sobre Hunter Biden antes y después de su publicación», continuó.

«La historia comienza en diciembre de 2019 cuando el propietario de una tienda de informática de Delaware llamado John Paul (J.P.) Mac Isaac se pone en contacto con el FBI acerca de un ordenador portátil que Hunter Biden había dejado con él el 9 de diciembre de 2019, el FBI emite una citación y se lleva, el ordenador portátil de Hunter Biden», agregó el escritor.

“Es importante entender que Hunter Biden ganó *decenas de millones* de dólares en contratos con empresas extranjeras, incluidas las vinculadas al gobierno de China, para las que Hunter no ofreció ningún trabajo real”, escribió Shellenberger.

«Durante todo 2020, el FBI y otras agencias de aplicación de la ley prepararon repetidamente a Yoel Roth para que desestimara los informes sobre el portátil de Hunter Biden como una operación rusa de ‘hackeo y filtración’», escribió.

Para probar sus comentarios, adjuntó una captura de pantalla de una declaración jurada de Roth en la que hablaba de años de reuniones semanales en las que advertía de que una operación de este tipo se produciría justo antes de las elecciones de 2020.

Roth, a quien Elon Musk señaló como el «verdadero director general” de Twitter antes de que Musk adquiriera la red social, ayudó a asegurar una serie de políticas de censura en Twitter, incluida la suspensión del expresidente Donald Trump.

La presión del FBI

“Una y otra vez, el FBI le pide a Twitter evidencia de influencia extranjera y Twitter responde que no encuentran nada que valga la pena informar”, escribió Shellenberger. 

“Luego, en julio de 2020, Elvis Chan del FBI organiza autorizaciones de seguridad temporales de alto secreto para los ejecutivos de Twitter para que el FBI pueda compartir información sobre las amenazas a las próximas elecciones”, escribió Shellenberger, mostrando la evidencia del correo electrónico. 

“El 11 de agosto de 2020, Chan del FBI comparte información con Roth de Twitter relacionada con la organización rusa de piratería, APT28, a través del canal de comunicaciones unidireccional seguro del FBI, Teleporter”, escribió Shellenberger.

Luego, los correos electrónicos revelaron cómo se involucró Jim Baker, quien anteriormente se desempeñó como asesor legal del FBI y estuvo involucrado en la investigación de Rusia, pero trabajaba para Twitter antes de las elecciones de 2020. Baker fue despedido recientemente por Elon Musk.

El escritor reveló también que a partir de 2020 había tantos exempleados del FBI trabajando en Twitter que crearon un canal privado de una red social Slack, que se usa los trabajos y es ágil para incorporar a nuevos miembros.

Shellenberger indicó que los esfuerzos «continuaron influyendo» en Roth.

«El 14 de octubre, poco después de que @NYPost publicara su historia sobre el portátil de Hunter Biden, Roth dice: ‘no viola claramente nuestra Política de Materiales Hackeados, ni viola claramente nada más’, pero añade: ‘esto se parece mucho a una operación de filtración algo sutil’».

Horas más tarde, los correos electrónicos indican que «los ejecutivos de Twitter se habían creído una historia salvaje de pirateo, con Baker insistiendo en esa afirmación.  

«Hay pruebas de que agentes del FBI han advertido a funcionarios electos de la influencia extranjera con el objetivo principal de filtrar la información a los medios de comunicación. Este es un truco político sucio utilizado para crear la percepción de impropiedad», escribió Shellenberger.

«En 2020, el FBI dio un informe a los senadores Grassley y Johnson, alegando pruebas de ‘injerencia rusa’ en su investigación sobre Hunter Biden. El informe enfureció a los senadores, que dicen que se hizo para desacreditar su investigación.»

Fuente: The Vision Times

Total
28
Shares
Related Posts
Total
28
Share