Social
Suscribete

Ron DeSantis está a un paso de sacarle a Disney su “estatus especial” en Florida como respuesta a su boicot

De aprobarse la ley en el Congreso de Florida, Disney perdería su “auto-gobernanza” y volvería a estar sujeta a regulaciones e impuestos estatales. Bob Chapek había llamado a boicotear al gobierno de Florida por la Ley de Protección Infantil.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, presentó una ley en el Senado estatal este lunes para quitarle el “estado especial” del Distrito de Mejoras de Reedy Creek que administra gran parte de Walt Disney World, y que le ha permitido “auto-gobernarse” a la empresa por décadas, pagando nulos impuestos, poniendo sus propias reglas en la zona y haciéndose cargo de su propia seguridad.

Los senadores votaron en tiempo récord y le dieron media sanción al proyecto de DeSantis, por 23 votos a favor y 16 negativos. Ahora, la legislación debe pasar a la Cámara de Representantes, donde se espera que pase fácilmente dado que el gobernador tiene el apoyo de 77 de los 120 legisladores.

La medida es una respuesta del Gobernador a Disney por boicotear públicamente la Ley de Protección Infantil, que firmó Ron DeSantis el pasado 28 de marzo. El CEO de Disney, Bob Chapek, publicó un video amenazando al gobierno de Florida que si no derogaban la ley, empezarían a desinvertir fuertemente en el Estado.

El estatus especial, que ha tenido Disney desde 1967, le dio a la compañía el derecho legal de operar bajo “su propio gobierno” alrededor de Walt Disney World en el centro de Florida.

El propio Walt Disney, ya cerca de su muerte, negoció duramente con el gobierno de Florida a principios de la década del ’60 para lograr este “paraíso fiscal” que le permite a su empresa estar exento de miles de regulaciones e impuestos estatales.

Único en Florida, el Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek en el área de Orlando protege a Disney de las regulaciones del gobierno local y de los impuestos locales a la propiedad, que podrían valer hasta US$ 200 millones por año, que Disney deberá empezar a pagar cuando se apruebe la ley.

El golpe económico a Disney sería brutal. Además de los impuestos directos, podría tener que pagar hasta US$ 1.000 millones en impuestos a las masivas propiedades que tiene la compañía en esta “zona especial”. Desde montañas rusas, hoteles, cruceros, y demás, todo supera valores imponibles.

“Este es un gobernador que está dispuesto a oponerse a su establecimiento de élite tradicional y a las empresas estadounidenses”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes de Florida, Chris Sprowls. “Y tal vez esa sea una diferencia en la política durante los últimos 20 años, pero creo que estamos comenzando a vivir en este momento realmente único”.

Disney ahora está desesperada llamando a las oficinas del Gobernador, para negociar un freno a esta ley. La compañía nunca se imaginó que DeSantis iría por una legislación tan importante que ha permitido ingresos millonarios no solo al parque temático si no que al Estado en concepto de turismo.

Pero DeSantis apretó el “botón nuclear” y no parece estar dispuesto a dar marcha atrás, al menos que salga el propio Chapek a retirar sus dichos, algo que intentó hacer en un principio pero fue difamado por sus propios empleados.

Disney recibió críticas de sus propios empleados, que entraron en huelga a principios de abril, por su postura neutral sobre la legislación de protección infantil que aprobó el Partido Republicano, lo que llevó al propio Chapek a disculparse por permanecer en silencio y anunció que desinvertiría en Florida si no se daba marcha atrás con la ley.

Chapek se humilló públicamente y se disculpó con sus empleados. En las sesiones de Reimagine Tomorrow, donde Disney anunció nuevas políticas de género para la empresa y sus contenidos, el CEO se comprometió a “ser un mejor aliado para la comunidad LGBTQ+”.

Fuente: La derecha Diario

Total
1
Shares
Related Posts
Total
1
Share