Social
Suscribete

Nolte: Los “Minions” recaudan más en 3 días que “Lightyear” en 3 semanas

Avatar photo

Ahora tenemos una comparación perfecta entre dólares para demostrar cuánto odian los estadounidenses la Woketardería fascista de Hollywood.

Durante tres días, Minions: The Rise of Gru -el quinto título de la franquicia Despicable Me y una precuela- se espera que recaude 109,5 millones de dólares.

En tres semanas, Lightyear -el quinto título de la franquicia Toy Story y una precuela- ha recaudado sólo 106,7 millones de dólares.

Así que, en tres días, Minions habrá recaudado más que Lightyear en tres semanas.

¿Cuál es la diferencia entre ambas?

Bueno, la producción de Minions (que hará una fortuna) costó 85 millones de dólares. Lightyear (que perderá una fortuna) costó 200 millones de dólares.

Es más, yo diría que, al menos hasta ahora, la franquicia de Toy Story era más icónica, querida y vista por el público como un corte por encima de la franquicia de Despicable Me. No hay duda de que la franquicia Toy Story (al menos hasta ahora) ha hecho más dinero que Despicable Me. Ambas son increíblemente populares, pero Toy Story era -y repito, era- apreciada por el público como algo especial.

Sin embargo, todos sabemos cuál es la verdadera diferencia…

Lightyear es una película de woketards, la última pieza de propaganda gay de los groomers de Disney, una película con un beso del mismo sexo que 1) incomoda al 90 por ciento de la población, y 2) introduce a los niños pequeños en la sexualidad adulta antes de que esos niños pequeños estén preparados para empezar a pensar en esas cosas.

Minions es, según las críticas, 87 minutos de simple escapismo, tonterías, chistes tontos y diversión.

¿Por qué vamos al cine, especialmente a las películas infantiles?

¿Vamos para sentirnos incómodos y para que se destruya la inocencia de nuestros hijos antes de que estén preparados?

¿O vamos a escapar de los debates, presiones, tensiones y discusiones de la vida real para pasar un par de horas de evasión y magia?

Top Gun: Maverick, que es estridentemente anti-woke, lleva seis semanas en cartelera, sigue siendo la película número dos del país y va camino de los 600 millones de dólares de recaudación nacional. También es una película estupenda que celebra la masculinidad, el cumplimiento del trabajo, la importancia de los padres, la fidelidad al deber y la vida dedicada a algo más grande que uno mismo.

Elvis es otro éxito no Woke. Aunque no la he reseñado, la he visto y no me sorprende su éxito. Aunque la película dista mucho de ser perfecta, en lugar de avergonzar al Elvis Presley blanco y sureño por robar la música de los negros, la historia se esfuerza por rehabilitar a Elvis de estos injustos ataques señalando la verdad de su relación con los artistas negros y su amor y respeto por la música negra. Pero, al mismo tiempo, la película lo hace asegurándose de que esos artistas negros reciban el crédito que merecen.

El director Baz Luhrmann también señala cómo, a su manera, Elvis era un forastero en el Sur, un chico muy pobre que se enfrentó a su propio tipo de ostracismo y prejuicios. Yo esperaba el enfoque contrario, una especie de disculpa. Pero Luhrmann dijo la verdad y la buena voluntad que esto engendró me permitió disfrutar de la película a pesar de sus defectos.

Querido Hollywood: Si lo construyes, vendremos. No lo haremos si nos sermoneas, avergüenzas, señalas las virtudes, te acicalas y apuntas a nuestros hijos para que los acierten.

Fuente: John Nolte

Total
24
Shares
Related Posts
Total
24
Share