Social
Suscribete

Los trabajadores que fueron despedidos por el mandato inconstitucional de vacunación en Nueva York deberán ser reincorporados

Avatar photo

En una victoria histórica, un juez falló a favor de los no vacunados y ordenó al gobierno demócrata de Nueva York recontratarlos y pagarle los 8 meses de sueldo atrasados.

Una orden judicial puso en jaque el esquema represivo de la política sanitaria de los demócratas en la Ciudad de Nueva York. Dieciséis trabajadores del Departamento de Desinfección de la ciudad de Nueva York fueron reincorporados a sus puestos de trabajos y recibirán más de ocho meses de salarios atrasados luego de que el Tribunal Supremo de Nueva York dictaminara que fueron despedidos injustamente por el mandato de vacunación “arbitrario y caprichoso” que impusieron los demócratas en la ciudad.

Si bien la medida judicial aplica tan solo para 16 personas, esto sentará jurisprudencia y todas las personas que fueron desafectados por no tener la vacuna podrán iniciar acciones legales y usar esta definición como antecedente para tener trámites expeditivos.

“El mandato de vacunación para los empleados de la ciudad no tenía que ver solo con la seguridad y la salud pública; tenía que ver con el cumplimiento”, sentenció el tribunal en una decisión publicada el martes.

“Si se tratara de seguridad y salud pública, los trabajadores no vacunados habrían sido puestos de baja en el momento en que se emitió la orden. Si se tratara de seguridad y salud pública, nadie estaría exento. Es hora de que la ciudad de Nueva York haga lo que es correcto y lo que es justo“, dictaminó el juez.

En octubre del 2021, bajo el gobierno del ultraizquierdista Bill De Blasio,la ciudad de Nueva York promulgó un mandato de vacunación que exigía a todo el personal de la ciudad demostrar que se había vacunado al menos una vez contra el COVID-19. En ese entonces, De Blasio había anunciado que si los trabajadores serían despedidos sin indemnización. 

Si bien continuaron trabajando a tiempo completo durante casi cuatro meses después de que comenzara el mandato mientras esperaban una respuesta por exenciones médicas y religiosas que habían presentado, un total de 1.500 trabajadores municipales, principalmente policías y bomberos, fueron despedidos en febrero de 2022. Se estima que otros casi 500 empleados renunciaron en protesta.

El tribunal también reconoció que, dado que los 16 demandantes tenían inmunidad natural contra el Covid gracias a que ya habían contraído el virus chino anteriormente, la Junta de Salud de la ciudad “no tiene autoridad para cambiar unilateralmente y de forma indefinida las condiciones de empleo de ningún organismo”

Aunque la vacunación debe ser alentada, los empleados públicos no deberían haber sido despedidos por su incumplimiento“, escribió el juez. “No hay nada en el expediente que apoye la racionalidad de mantener un mandato de vacunación para los empleados públicos, mientras se anula el mandato para los empleados del sector privado o se crea una excepción para ciertas profesiones como los atletas, artistas e intérpretes“.

De Blasio dejó el poder en diciembre del año pasado y en su lugar asumió el también demócrata Eric Adams, quien había hecho campaña en contra del mandato pero ni bien llegó al poder no solo despidió a los trabajadores, sino que también amplió el mandato a los empleados del sector privado.

Protestas de sindicatos y una serie de decisiones judiciales en su contra terminaron provocando que dé marcha atrás en el mandato al sector privado, e incluso ordenó excepciones para atletas y artistas unos meses después. Además, frenó la implementación del llamado “pasaportes de vacunas”, que obligaba a los privados a negarle bienes y servicios a los no vacunados

Sin embargo, decidió mantenerlo para el sector público, una posición muy polémica ya que Adams es un ex capitán de la policía de Nueva York, y la medida afectó en gran mayoría a los policías neoyorquinos que no se quisieron dar la vacuna.

En reiteradas ocasiones, miles de neoyorquinos protestaron contra este mandato y las medidas draconianas impulsadas por los gobernantes demócratas, incluso del Sindicato de Policías, que apoyó a Adams en la elección para alcalde del año pasado.

En un estado dominado y controlado por los demócratas política y judicialmente, donde jueces han prohibido a padres ver a sus hijos si no se vacunaban, esta sentencia representa una de las victorias judiciales importantes ante el autoritarismo demócrata y en contra del virus chino.

Fuente: La Derecha Diario

Total
1
Shares
Related Posts
Total
1
Share