La soplona de Facebook revela su identidad y dice que la empresa "elige las ganancias en lugar de la seguridad"

La soplona de Facebook revela su identidad y dice que la empresa “elige las ganancias en lugar de la seguridad”

Documentos internos publicados por el Wall Street Journal (WSJ) revelaron recientemente que Facebook permitía a los VIPs saltarse sus normas

Documentos internos publicados por el Wall Street Journal (WSJ) revelaron recientemente que Facebook permitía a los VIPs saltarse sus normas y que era consciente de cómo Instagram afectaba a la salud mental de los adolescentes. Ahora, la denunciante que sacó a la luz esa información se ha revelado como Frances Haugen en una entrevista con 60 Minutes, ha informado el New York Times.

“He visto un montón de redes sociales y era sustancialmente peor en Facebook que lo que había visto antes”, dijo Haugen a 60 Minutes. “Facebook, una y otra vez, ha demostrado que elige las ganancias sobre la seguridad”.

Haugen se unió a Facebook en 2019, trabajando en temas de democracia y desinformación, al tiempo que se encargaba del contraespionaje, según una página web personal y una cuenta de Twitter que ella y su equipo crearon. Trabajó como gerente de producto de Facebook y dejó la compañía en mayo.

Primero llevó “decenas de miles” de páginas de documentos internos de Facebook al fundador de Whistleblower Aid, John Tye, solicitando protección legal y ayuda para publicar la información. El trozo incluía investigaciones internas de la empresa, presentaciones de diapositivas, cartas de presentación y otros documentos. También presentó una denuncia ante la Comisión de Valores y Bolsa (SEC), acusando a Facebook de tomar medidas internas que no coincidían con sus declaraciones públicas.

En la denuncia ante la SEC, Haugen comparó la investigación y los documentos internos de Facebook con las declaraciones y divulgaciones públicas realizadas por el consejero delegado Mark Zuckerberg y otros ejecutivos. En un ejemplo, dijo que Facebook contribuyó a la desinformación electoral y a la insurrección del 6 de enero en el Capitolio estadounidense.

“Facebook ha publicitado su trabajo para combatir la desinformación y el extremismo violento relacionados con las elecciones de 2020 y la insurrección”, escribió en una carta de presentación sobre el tema. “En realidad, Facebook sabía que sus algoritmos y plataformas fomentaban este tipo de contenido dañino, y no desplegó contramedidas recomendadas internamente o duraderas”.

El sitio permite el contenido divisivo porque promueve el compromiso, señaló. “Su propia investigación está mostrando que el contenido que es odioso, que es divisivo, que es polarizante, es más fácil de inspirar a la gente a la ira que a otras emociones”, dijo Haugen a 60 Minutos. “Facebook se ha dado cuenta de que si cambia el algoritmo para que sea más seguro, la gente pasará menos tiempo en el sitio, hará clic en menos anuncios y ganará menos dinero”.

Además de estar en contacto con la oficina de denuncias de la SEC, que normalmente ofrece protección a los informantes de las empresas, ella y su equipo legal se pusieron en contacto con los senadores Richard Blumenthal (demócrata) y Marsha Blackburn (republicana). También habló con legisladores de Francia y Gran Bretaña, así como con un miembro del Parlamento Europeo.

Facebook, que ha tenido problemas para sofocar las filtraciones últimamente, se defendió de forma preventiva antes de la entrevista de 60 Minutes, calificando las acusaciones de “engañosas”. El vicepresidente de política y asuntos globales, Nick Clegg, dijo a la CNN que Facebook representaba “lo bueno, lo malo y lo feo de la humanidad” y que intentaba “mitigar lo malo, reducirlo y amplificar lo bueno”. Añadió que era “ridículo” culpar del 6 de enero a las redes sociales.

En una declaración a Engadget, la portavoz de Facebook, Lena Pietsch, dijo que el “segmento también ignora las importantes inversiones que hacemos para mantener a la gente segura en nuestra plataforma… sugerir que fomentamos el mal contenido y no hacemos nada no es cierto”. La compañía también se defendió de cualquier afirmación de que estaba engañando al público o a los reguladores. “Mantenemos nuestras declaraciones públicas y estamos dispuestos a responder a cualquier pregunta que los reguladores puedan tener sobre nuestro trabajo”.

Al final, Haugen dijo que quiere ayudar a arreglar Facebook, no ver cómo se le retira. “El camino a seguir tiene que ver con la transparencia y la gobernanza”, dijo en el vídeo. “No se trata de desmantelar Facebook”. Haugen tiene previsto testificar en el Congreso sobre cuestiones relacionadas con el impacto de Facebook en los usuarios jóvenes el martes 5 de diciembre.

Fuente: Techcrunch

Total
2
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
Total
2
Share