Social
Suscribete

La policía ucraniana dice que realizó una “operación de limpieza” en Bucha un día antes de que aparecieran los vídeos de los cadáveres

La policía ucraniana publicó en Facebook que había llevado a cabo una “operación de limpieza” en Bucha un día antes de que salieran a la luz vídeos que mostraban cadáveres esparcidos por el asentamiento, mientras continúa la guerra de palabras sobre el supuesto “crimen de guerra”.

Las potencias de la OTAN y los comentaristas pro-ucranianos han aprovechado la supuesta atrocidad en un intento de escalar la guerra, con presentadores e invitados de la MSNBC incluso afirmando que justifica atacar directamente a Rusia y poner botas estadounidenses en el terreno en Ucrania.

El presentador de la MSNBC, Ali Velshi, exigió una “participación militar directa”, algo que casi inevitablemente desencadenaría la Tercera Guerra Mundial, en respuesta al supuesto incidente.

El ex comandante del ejército John Spencer también apareció en el mismo programa para exigir “botas” estadounidenses en Ucrania.

Moscú ha negado con vehemencia su implicación, alegando que Ucrania bombardeó la ciudad cuando las tropas rusas ya se habían retirado.

La única prueba ofrecida hasta ahora que apunta a la responsabilidad rusa son las afirmaciones de las autoridades ucranianas, que los principales medios de comunicación amplifican sin un ápice de escepticismo.

Margaret Brennan, de la CBS, admitió que el equipo del presidente ucraniano Zelensky le había “entregado” los vídeos y que éstos fueron difundidos, como escribió el periodista Michael Tracey, con “cero corroboración independiente”.

La idea de que las autoridades ucranianas, que ya han sido sorprendidas escenificando innumerables incidentes en un intento de presionar para una mayor participación militar de la OTAN, mientan sobre esto no parece ser ni siquiera una consideración.

Una línea de tiempo proporcionada por el New York Times sugiere que los militantes neonazis pro-Ucrania de Azov entraron en Bucha después de que las tropas rusas se fueran y después de que el alcalde de Bucha hubiera anunciado la liberación de la ciudad sin mencionar ninguna atrocidad.

Al parecer, se oyó a un miembro de Azov preguntar si podía disparar a las personas que no llevaban brazaletes azules.

Otro informe afirma que la policía nacional ucraniana publicó en Facebook cómo había llevado a cabo una “operación de limpieza” en Bucha antes de que se produjeran las supuestas atrocidades, acompañada de un vídeo de sus hombres recorriendo la ciudad.

“Hoy, 2 de abril, en la ciudad liberada de Bucha, en la región de Kiev, unidades especiales de la Policía Nacional de Ucrania comenzaron a limpiar la zona de saboteadores y cómplices de las tropas rusas”, decía el post de Facebook.

Como siempre, con la propaganda de ambos bandos, es prácticamente imposible saber lo que ocurrió en Bucha, pero afirmar que es un caso abierto y cerrado de “crímenes de guerra” como proclaman los medios de comunicación occidentales sin ninguna prueba independiente es claramente ridículo.

Fuente: Infowar

Total
1
Shares
Related Posts
Total
1
Share