Social
Suscribete

Hombre “no binario” de 45 años que patrocina tampones regaña a las mujeres por “controlar los roles de género”

Avatar photo

Un polémico influencer varón está provocando violentas críticas después de que empezara a circular por las redes sociales un video de Instagram en el que regañaba a las mujeres. En el video, Jeffery Marsh, que se identifica como no binario, habla de un patrocinio que le habían ofrecido para promocionar tampones y otros productos de higiene femenina.

El mes pasado, Marsh publicó un video en su página de Instagram en el que se dirigía a “las señoras de Twitter, especialmente” por el “odio” que había recibido por una campaña publicitaria de tampones en la que había participado. Tras subirlo a otras plataformas de redes sociales, el video comenzó a provocar reacciones negativas, consiguiendo cientos de comentarios críticos de mujeres preocupadas por su borrado.

“Jeffrey Marsh es el último hombre en revelar que le han pagado por anunciar tampones (se cree que son Tampax). Dice que lo hizo porque quiere que las mujeres dejen de odiarse tanto a sí mismas.”

En el video, Marsh aborda el “odio” que recibió por haber participado en una campaña pagada por la marca de productos de higiene femenina This is L. La colaboración había tenido lugar en 2020, pero está empezando a recibir atención renovada después de que se volvieran a compartir imágenes de la sesión de fotos de Marsh en Twitter.

Cuando empezaron a acumularse nuevos comentarios bajo las fotos de aquella campaña, Marsh grabó un vídeo en el que explicaba sus razones para participar en una promoción de tampones.

“Hice el video por 2 razones. Para que las mujeres se sientan menos estigmatizadas, para que las personas que menstrúan se sientan menos estigmatizadas”, dijo Marsh, señalando que la menstruación a menudo es vista como “asquerosa, repugnante, una broma” por los hombres “cis”.

Describiéndose a sí mismo como una “persona no binaria que no menstrúa”, Marsh afirmó que su intención al aceptar el trabajo remunerado era ayudar a poner fin al estigma asociado a la menstruación. Y continuó: “Y ahí fue cuando vino el odio”, y regañó a las mujeres que no estaban de acuerdo con su participación en la promoción de tampones, alegando que estaban “controlando” el género al criticarlo a él.

“Deberíamos trabajar juntos. Cuanto más controlas tu rol de género, más controlas la idea de que un rol de género es el mejor. Seguiré luchando por tus derechos, incluso si me odias hasta lo más profundo, porque las mujeres no son ciudadanas de segunda clase”.

Los hombres trans tienen la regla.  Las mujeres y las personas no binarias tienen la regla.  “La menstruación es para la gente” Esto es un #anuncio porque creo en This is L y The Phluid Project. Se están asociando para celebrar y destacar la diversidad de las PERSONAS que experimentan la regla y cómo la experimentan. @lovebeginswithl está trabajando con @thephluidproject para hacer un merecido espacio para las voces, experiencias, necesidades y preocupaciones de TODAS las personas con periodos. Decidieron trabajar conmigo para que las personas, independientemente de su identidad de género, puedan sentirse respetadas e incluidas. Sé que las personas trans lo pasan mal con esto en el trabajo, en los espacios públicos e incluso en casa, y L. cree que el acceso a productos de calidad para la regla es un derecho fundamental para todo el mundo. Y por cada compra, L. hace que un producto para la regla sea accesible para alguien que lo necesite en todo el mundo   ¡No te pierdas el debate en directo de L. con @thephluidproject el 18 de noviembre a las 11:00 ET a través de YouTube de L.! #ad #LforEveryV #PeopleofL #LforEveryV #PeopleofL

Las razones que dio Marsh para su participación en la campaña publicitaria no hicieron ninguna gracia en las redes sociales, donde muchos señalaron que Marsh usa con frecuencia el término “TERF” para dirigirse a las mujeres que apoyan abiertamente los derechos básicos y la protección de mujeres y niños. TERF, un acrónimo que significa “feminista radical trans excluyente”, a menudo se usa de manera despectiva y suele ir acompañado de amenazas y abusos.

Jeffrey Marsh es muy conocido entre los defensores de los derechos de las mujeres y la protección de los niños debido a su catálogo de videos que niegan la existencia del sexo biológico, así como algunos en los que se dirige directamente a los “niños”. Marsh ha defendido que la gente “no tenga contacto” con familias o parientes que no validen su identidad de género, y ha aconsejado a los padres que brinden “atención de afirmación de género” a sus hijos.

El video más reciente de Marsh sobre su colaboración pasada también hacía referencia al popular influencer transidentificado Dylan Mulvaney, que el año pasado defendió de manera similar su decisión de convertirse en portavoz de Tampax. Tanto Tampax como This is L, la marca que Marsh promociona, son propiedad del megaconglomerado Proctor & Gamble.

En 2020, This is L se asoció con el Proyecto Phluid en un video promocional en el que aparecían personas con diferentes “identidades de género” para difundir el mensaje de que la menstruación no es exclusiva de las mujeres. Blair Imani y Alok Vaid-Menon fueron algunos de los influencers “queer” que promocionaron sus productos menstruales de “género neutro”.

Phluid es una marca de ropa y estilo de vida “libre de género” con sede en Nueva York que también suele implicarse en el activismo trans. En su sitio web, Phluid afirma que “… apoya a los más amenazados de la comunidad LGBTQIA+ al apoyar a organizaciones lideradas por personas trans”. Phluid ha prestado apoyo directo al Proyecto de Ley Sylvia Rivera (SRLP), que brinda asistencia a hombres encarcelados que desean cambiar de género o ser trasladados a una institución para mujeres.

Entre los reclusos con los que el SRLP ha trabajado se encuentran el asesino de niños convicto Synthia Chyna Blast, al que invitaron a formar parte de su comité de acción de prisioneros, y Xena Grandichelli, que violó a un niño pequeño pero aún así colaboró en las actividades de divulgación comunitaria del SRLP. 

This is L también cuenta con varios socios en su sitio web, la mayoría de las cuales difunden también la idea de que las mujeres no son las únicas que menstrúan. En particular, el Period Project, que aboga firmemente por un lenguaje “de género neutro” en torno a la menstruación.

El Period Project escribe en su página web: “No todas las mujeres menstrúan, y no todas las personas menstruantes son mujeres. En The Period Project, estamos dedicados a apoyar a todas las personas menstruantes, y queremos asegurarnos de que nuestra lucha por la equidad menstrual sea de género inclusivo. Usamos el término ‘personas menstruantes’ para referirnos a todas las personas que experimentan la menstruación, incluidas las personas cisgénero, transgénero, no binarias y de género fluido”.

Fuente: Reduxx Mag

Total
0
Shares
Related Posts
Total
0
Share