corte suprema de eeuu

El Tribunal Supremo protege a los bebés con latidos al permitir la prohibición del aborto de seis semanas en Texas

Una ley del estado de Texas entró en vigor a primera hora del miércoles, después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. no actuará ante una petición de emergencia presentada por instalaciones abortistas y activistas para bloquearla, lo que significa que los ciudadanos privados pueden demandar a los proveedores de abortos que realicen la mortal operación después de seis semanas de embarazo.

La ley de Texas debía entrar en vigor el 1 de septiembre y protege a los niños con latidos detectables, lo que suele ocurrir entre las seis y las ocho semanas de embarazo. La inacción del alto tribunal se produce mientras los jueces se preparan para escuchar una impugnación directa de la decisión Roe v. Wade de 1973 a finales de este año.

La ley, firmada por el gobernador republicano Greg Abbott en mayo, autoriza a los ciudadanos a presentar demandas civiles contra quienes realicen abortos después de las seis semanas, y los que sean declarados culpables estarán obligados a pagar 10.000 dólares al demandante. Según NBC News, los centros abortistas de Texas ya habían comenzado a rechazar a las mujeres embarazadas para las citas de septiembre mientras se preparaban para la entrada en vigor de la nueva ley.

“Desde mediados de Agosto, todos los 11 centros de salud de Planned Parenthood en Texas que proporcionan servicios de aborto han dejado de programar visitas después del 1 de Septiembre para abortos más allá de las seis semanas de embarazo”, informó NBC. “La gran mayoría de las personas que obtienen un aborto en Texas tienen al menos seis semanas de embarazo”.

Esta no es necesariamente la última palabra, ya que los abortistas o sus instalaciones aún podrían impugnar la constitucionalidad de la ley si alguien los demanda.

El año que viene, el Tribunal Supremo se pronunciará sobre la prohibición del aborto de 15 semanas en Misisipi, con argumentos previstos para este otoño. Los defensores de la vida esperan que el caso anule el precedente de casi 50 años establecido en el caso Roe v. Wade después de que se estableciera una mayoría conservadora de 6-3 en el tribunal el pasado otoño. En octubre, la jueza Amy Coney Barrett sustituyó a la veterana jueza Ruth Bader Ginsburg, que falleció por complicaciones de un cáncer de páncreas metastásico.

Fuente: TheFederalist

Total
6
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
Total
6
Share