Social
Suscribete

Denuncian que la Agenda LGBT de Disney ahora continúa con un hombre biológico dando consejos sobre productos de higiene femenina

Avatar photo

The Walt Disney Company está nuevamente en el ojo de la tormenta, esta vez por un clip de la nueva serie “Baymax!” que muestra a un robot enfermero del mismo nombre junto a varias personas buscando consejos sobre productos menstruales, entre ellas una persona transgénero.

Baymax!” es una nueva serie de Disney+ basada en el robot inflable de “Big Hero Six, que se estrenó recientemente y en cada uno de los seis episodios se lo ve viajando a una parte diferente de la ciudad para ayudar a las personas con diversas dolencias.

Antes de que se hiciera pública la escena, el autor y cineasta conservador Christopher Rufo obtuvo la cinta y compartió ese extracto en redes sociales, diciendo: “He obtenido un vídeo filtrado del próximo espectáculo de Disney «Baymax», que promueve la bandera transgénero y la idea de que los hombres pueden tener la menstruación a niños de tan sólo dos años”, escribió.

“Todo forma parte del plan de Disney para rediseñar el discurso en torno a los niños y la sexualidad”, denunció el periodista de investigación el 28 de junio, que ya ha expuesto la agenda de sexualización de Disney previamente, incluso filtró una reunión en la que los directivos exponían que antes de fin de año su objetivo era que al menos el 50% sean LGBT.

En esta secuencia, Baymax se encuentra en un supermercado. Allí se topa con una mujer que está buscando tampones para la menstruación. Segundos más tarde, aparece otra compradora, y finalmente un chico transgénero que supuestamente también tiene la necesidad de toallas de higiene femeninas y recomienda unas con alas.

“Prefiero las almohadillas, son más cómodas para mí” , le dice una mujer al robot inflable.

“Siempre compro los que tienen alas”, recomienda una persona que suena masculina y que lleva una camiseta con colores pasteles característica del «orgullo trans».

«Consíguete sin perfume y sin lejía si puedes”, aconseja una mujer.

“¡A mi hija le encantan estos!” dice un hombre mientras le muestra a Baymax algún otro producto. “Estos podrían ser más fáciles si es su primer período”, ofrece otra mujer . “¡Estos son realmente amigables con el medio ambiente!”

Como era de esperar, el clip provocó un acalorado debate en las redes sociales sobre si la serie animada dirigida directamente a los espectadores más jóvenes es apropiada.

Muchos espectadores conservadores o aquellos que apelaron al sentido común acusaron a Disney de tratar de normalizar en los niños la idea de que los hombres biológicos pueden tener períodos menstruales.

Si bien esto es cierto porque al comenzar la transición puede ocurrir, muchos padres consideran innecesario que Disney lo naturalice.

Algunos argumentan que se trata  del mismo lobby progresista que intenta cambiar el término de “mujer” a “personas menstruantes” para tratar de incluir tanto hombres trans así como personas no binarias, quienes biológicamente nacen con el sexo femenino pero deciden transaccionar o dejarlo de lado.

“Tengo 4 hijos, de 8 a 15 años, que verían esto y los incomodaría a todos. ¿Cuál es el propósito?» escribió la periodista Nicole Russell en Twitter.

Otros aplaudieron la inclusión de la charla sobre el período y la llamaron «verdadera inclusión», mientras descartaron las preocupaciones de Rufo como una “teoría de la conspiración”.

“Aparentemente, esto es todo lo que necesitas para provocar que Christopher Rufo se desquite y se llene de teorías de conspiración” , escribió Alejandra Caraballo, profesora de la Facultad de Derecho de Harvard, junto a una bandera del orgullo transgénero

El debate surge cuando la película de Disney-Pixar “Lightyear” no alcanzó las expectativas de taquilla durante dos fines de semana consecutivos.

La precuela de la franquicia «Toy Story», «Lightyear», ganó solo alrededor de 51 millones de dólares en América del Norte en su primer fin de semana de estreno, lo que es muy poco comparado con otras producciones.

Los críticos argumentan que el pobre desempeño de “Lightyear” tiene que ver con el enfoque de Disney en impulsar mensajes LGBT en lugar de entretener a la audiencia.

Como resultado de la insistencia de Disney en mantener un beso entre dos mujeres en «Lightyear», la película ha sido prohibida en 14 países, incluidos China e Indonesia.

Según reporta National File, la escena fue originalmente cortada de la película, solo para ser reinsertada luego como un acto de protesta de Disney después de que Florida aprobara una legislación que protegía a los niños de la sexualización y el grooming en las escuelas y ampliaba los derechos de sus padres bajo la Ley de Derechos de los Padres en la Educación.

Fuente: VisionTimes

Total
1
Shares
Related Posts
Total
1
Share