Social
Suscribete

China desvía la culpa de la quiebra de la Sri Lanka socialista

Avatar photo

El periódico estatal chino Global Times publicó el lunes un artículo editorial en el que intentaba desviar la parte de responsabilidad de Beijing en la actual crisis económica de Sri Lanka, causada en parte por la reciente decisión de Colombo de no pagar su enorme deuda externa, que incluye una gran cantidad adeudada a China.

Argumentando que el gobierno chino no tiene la culpa de las turbulencias financieras de Sri Lanka, los editores del periódico escribieron el 11 de julio:

Muchos informes de investigación han demostrado repetidamente que la actual crisis de la deuda de Sri Lanka no está directamente relacionada con las inversiones en infraestructuras financiadas por China. La deuda externa bilateral con China sólo representa el 10% del total de la deuda externa pendiente de Sri Lanka.

Los acreedores comerciales de los países occidentales y las instituciones financieras multilaterales son los responsables de la deuda externa de Sri Lanka. Vendieron la deuda a los llamados fondos buitre, que realmente explotaron hasta el último centavo de Sri Lanka. Por lo tanto, desacreditar a China acusándola de cavar la “trampa de la deuda” e incluso atacar la Iniciativa de la Franja y la Ruta no tiene fundamento.

El Global Times, dirigido por el Partido Comunista Chino, se refirió a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) de Beijing. El programa proporciona préstamos financiados por el gobierno chino a naciones en desarrollo o de bajos ingresos para que puedan construir nuevos proyectos de infraestructura. Los observadores han criticado los préstamos de la BRI por su inclinación a endeudar aún más a las naciones económicamente desfavorecidas con Beijing. Esta situación, según los observadores, no sólo atrapa a los participantes en la BRI en un círculo vicioso de deuda, sino que también hace que sus gobiernos sean vulnerables a la explotación por parte del Partido Comunista gobernante de China. Los proyectos de la BRI se extienden por todo el mundo y se encuentran actualmente en el Sudeste Asiático, Asia Central, Oriente Medio, Europa, América Latina y África.

A finales de 2017, una empresa estatal china se hizo con el control del puerto de Hambantota, en Sri Lanka, después de que el gobierno de este país dejara de pagar los préstamos del BRI concedidos por Beijing para desarrollar el puerto. Colombo cedió el control físico del puerto a Beijing mediante un contrato de arrendamiento de 99 años. El contrato incluía una disposición para ampliar el arrendamiento por otros 99 años. La decisión de Colombo de ceder el estratégico puerto del océano Índico a China alarmó a los observadores de la época, muchos de los cuales se preocuparon por las implicaciones del acuerdo para la soberanía de Sri Lanka.

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, pidió en enero a Beijing que reestructurara los pagos de unos 5.000 millones de dólares prestados por Colombo a Beijing en el marco de la BRI en los últimos años.

“El presidente señaló que sería un gran alivio para el país que se prestara atención a la reestructuración de los pagos de la deuda como solución a la crisis económica que ha surgido ante la pandemia del Covid-19 [coronavirus chino]”, dijo la oficina de Rajapaksa el 9 de enero tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi.

La solicitud fue un presagio de la inminente crisis financiera de Sri Lanka, que empezó a agravarse en enero después de que Colombo detectara una escasez de reservas de divisas. Sri Lanka es una nación insular situada frente a la costa más meridional de la India que depende casi por completo de las reservas de divisas para comprar e importar sus bienes más básicos, como alimentos, combustible y medicinas. Los bienes vitales de Sri Lanka comenzaron a agotarse a principios de marzo junto con sus reservas de divisas. Esto provocó graves cortes de alimentos y combustible en las semanas siguientes.

La falta de combustible provocó apagones que afectaron al pequeño país lo cual generó graves disturbios entre la población. La agitación política resultante hizo que el Presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, anunciara sus planes de dimisión el 11 de julio.

Sri Lanka anunció sus planes de impago de la deuda externa el 12 de abril. En ese momento solicitó un rescate financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y actualmente está a la espera de una respuesta del prestamista mundial.

Fuente: Breitbart

Total
28
Shares
Related Posts
Total
28
Share