Social
Suscribete

Biden insiste en que la economía de EE.UU. es “fuerte como el infierno” mientras mastica un cono de helado

Avatar photo

Al parecer, al presidente Joe Biden se le congeló el cerebro durante una parada en una heladería de Oregón el fin de semana y se olvidó de los millones de estadounidenses que sufren económicamente cuando se le preguntó por la economía.

“No me preocupa la fortaleza del dólar, me preocupa el resto del mundo. ¿Tiene eso sentido?”, preguntó el sábado el comandante en jefe a los periodistas cuando se le preguntó por la preocupación de que la creciente fortaleza del dólar esté acelerando el aumento de la inflación internacional.

Cuando se le pidió una explicación, Biden, de 79 años, respondió: “Nuestra economía es muy fuerte”, mientras comía un cono de helado de chocolate de Baskin Robbins.

“Lo importante es la inflación mundial”, añadió el presidente.

Los comentarios de Biden -que se encontraba en Oregón haciendo campaña por los candidatos demócratas en Portland antes de las elecciones de mitad de mandato- se producen mientras la inflación estadounidense se dispara y algunos expertos advierten de una inminente recesión en el país.

El dólar, que es la moneda de reserva mundial, se ha disparado más de un 20% en el último año, incluso cuando las acciones, el oro y las criptodivisas han bajado significativamente y la inflación nacional ha alcanzado su nivel más alto en cuatro décadas.

La subida del billete verde ha reducido el precio de las importaciones de EE.UU. al tiempo que ha alimentado la inflación en otros lugares, aumentando los temores de una recesión mundial. La primera ministra británica, Liz Truss, dio marcha atrás a un recorte de impuestos previsto para los ricos y despidió a su jefe del Tesoro el sábado, en un intento de estimular los mercados en crisis, mientras la libra esterlina se hundía hasta un mínimo histórico frente al todopoderoso dólar.

“No fui el único que pensó que era un error”, dijo Biden a los periodistas sobre el recorte de impuestos previsto en Gran Bretaña. “No estoy de acuerdo con la política, pero eso es cosa de Gran Bretaña”.

Fuente: NY Post

Total
24
Shares
Related Posts
Total
24
Share