Social
Suscribete

Biden estaría evaluando entregar a Álex Saab al régimen de Maduro

Avatar photo

Un exfuncionario de la Administración de Donald Trump que alertó sobre la posible concesión también advirtió que al reconocer “su falsa pretensión de ser diplomático, sabotearían el caso judicial en su contra”

El colombiano Álex Saab podría ser entregado la dictadura venezolana. Esto tiraría por la borda todo lo relacionado con su extradición y los avances de la investigación por corrupción contra el régimen de Nicolás Maduro. La advertencia vino de Marshall Billingslea, exsecretario contra el Financiamiento del Terrorismo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, durante la gestión de Donald Trump.

El exfuncionario, quien hizo seguimiento a los crímenes del chavismo durante la Administración republicana, recordó desde su cuenta de Twitter que si la decisión se materializa «al reconocer su falsa pretensión de ser diplomático», desde el actual Gobierno de EE. UU. «sabotearían el caso judicial en su contra».

«Tomó años construir el paquete de sanciones, la acusación, asegurar el arresto y la extradición», agregó.

Las palabras de Billingslea llegan en medio de un amplio abanico de permisos otorgados por el gobierno de Biden a Maduro, en su necesidad imperante por petróleo. Esto ha hecho que el demócrata muestre una postura percibida como débil en ciertos aspectos de política exterior. Entre otras conseciones se incluye el aumento de exportaciones agroalimentarias de Estados Unidos a Venezuela, los envíos de petróleo de PDVSA a otros países con el permiso de Washington, el viaje de comisiones a Caracas y último, pero no menos importante, que un sobrino de Cilia Flores saliera de lista de sancionados.

Respecto a este último punto, Carlos Malpica Flores pertenecía a la lista del Departamento del Tesoro desde 2017 acusado de corrupción. Sin embargo, desde la Casa Blanca decidieron que no siguiera formando parte, luego de presiones del chavismo. Se presume que se usó como chantaje la posibilidad de retomar las conversaciones que anuló con la oposición venezolana en México el año pasado luego de que se obviara la exigencia de liberar a Álex Saab. No obstante, la dictadura de Nicolás Maduro ha hecho un sinfín de intentos mediáticos que ahora, al parecer, podrían generar frutos.

La corta memoria de la Casa Blanca

Hacia finales del 2021, Marshall Billingslea seguía siendo enfático en su posición contra el régimen venezolano al catalogarlo como  “crimen organizado”.

Cuando Saab, señalado por la exfiscal general venezolana Luisa Ortega Díaz como testaferro de Maduro, estaba aún detenido en Cabo Verde, el exfuncionario de Trump recalcó que este enfrentaba no sólo sanciones civiles, que vienen con sanciones de tesorería, «sino que enfrentaba cargos criminales, lo que incluye tiempo en cárcel y multas si es encontrado culpable en Estados Unidos por lavar dinero y violar la ley de prácticas extranjeras”.

Esta vez, con las versiones que apuntan a una posible entrega de Álex Saab al chavismo, Billingslea reiteró que el empresario colombiano «hizo su dinero lucrándose con la hambruna del pueblo venezolano, saqueando el programa CLAP», la iniciativa chavista para entregar alimentos en zonas de bajos recursos, que se convirtió en un canal de corrupción mientras los venezolanos necesitados recibían alimentos en mal estado, vencidos o adulterados.

A su advertencia le sumó un comunicado del Departamento del Tesoro del año 2019, donde se anunciaron las sanciones contra Saab y cita textualmente, «Álex Saab sobornó a hijastros de Nicolás Maduro y explotó contratos sin licitación para saquear cientos de millones de dólares de venezolanos hambrientos».

Fuente: Panampost

Total
2
Shares
Related Posts
Total
2
Share